Piénsalo bien, tú, ¿te tratas a ti mismo como si te amaras? o ¿te tratas a ti mismo como si te odiaras? ¿Eres capáz de contestar esa pregunta honestamente? Te invito a reflexionarlo hoy a modo de video blog. Déjame tus comentarios.

Un beso

Susana.